20 abril 2008

DIA GRIS

Y así me siento a veces: llena, portadora, dadora...
Pero hay otras veces en las que los pies resbalan sobre la realidad que pisan y todo me da miedo.
Entonces necesito que estés ahí, como un cabo de cuerda antes del precipicio, como un faro en la niebla o como el árbol que me permita dormir la siesta bajo sus ramas.
Ahora sé que no sirven los caminos asfaltados, los mapas de carreteras, o las fórmulas excatas. Pero a veces añoro la seguridad de los Reyes Magos y la exactitud de la prueba de la división

3 comentarios:

Pedro dijo...

Estás segura de que non mapa de carreteras?

Pedro dijo...

Quero dicir..."de que non hai mapa de carreteras"...

MAR dijo...

Segura. Os mapas de carreteras son utiles aos que saben onde queren ir, a os que simplemente camiñamos non nos valen de nada. E pra o GPS hai que ser obedientes...