16 noviembre 2009

JAI

Una pequña joya que nos ayuda a reflexionar en torno a la memoria y a la vida.
A veces con poco se dice mucho

3 comentarios:

judiosenelnortedesefarad dijo...

Bellísimo relato. Me emocionó. Gracias. Shalom

Hernán M Pinilla G dijo...

Holaaa regresaste de verdad que eso es bueno saberlo, espero sigas publicando, tambien estoy en facebook si estas alli podemos ponernos en contacto.

Trecce dijo...

He estado echando un vistazo a su blog y me ha parecido muy interesante. Le animo a seguir con él. Un saludo.